Macaco de gorro

LLeva el "pelo" a cepillo

Las tres subespecies que forman el grupo de los macacos de gorro viven exclusivamente en Ceilán. Macacas sínica vive en las bajas regiones secas cubiertas de matorrales y cactos; Macacas aurifrons prefiere las regiones bajas húmedas, así como la zona montañosa del centro del país; Macacas opisthomelas, por su parte, reside en las tierra altas. Estos macacos se distinguen por sus pelos, que en la parte superior de la cabeza crecen verticalmente en todas direcciones, aunque con una raya en medio que los separa partiendo de una frente totalmente desnuda. Unos pelos cortos cubren las mejillas. El rostro es rosado y el de la hembra, ya púber, tiene manchas rojizas que van agrandándose con el tiempo, hasta que las hembras terminan siendo uniformemente rojas. El pelaje de color uniforme y espeso está formado por pelos bastante bastos de color pardo dorado o rojizo. Las partes inferiores son más pálidas y la cola es muy larga. Estos animales diurnos, parcialmente arborícolas y terrestres, duermen habitualmente en los árboles, al abrigo de los depredadores, pero frecuentan a veces los acantilados y los lugares rocosos. Viven en grupos sociales compuestos por varios machos adultos y algunas hembras, acompañadas a veces por sus crías. Cada individuo ocupa un lugar determinado que únicamente una progresión jerárquica permite modificar. Durante el descanso, el grupo está rodeado y protegido por subjefes y jóvenes que se sitúan en cabeza y cola, durante los desplazamientos. Los machos dominantes, acompañados por las hembras con sus pequeños, se sitúan en el centro.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *