Macaco japonés

Es el primate más nórdico de la Tierra

El macaco del Japón, país donde es endémico, es el mono que vive más al norte. Además de esta particularidad zoogeográfica, el macaco japonés también llamado sarú ofrece multitud de rasgos interesantes. Una vellosidad sumamente densa, espesa y lanosa le protege de los rigores invernales, en que las temperaturas se sitúan por debajo de 5 °C. Este macaco evoluciona con facilidad entre la nieve de los bosques montañosos que componen su hábitat. Se trata de un primate altamente socializado. Lo más frecuente es que viva en comunidades de unos cincuenta individuos, si bien estas sociedades pueden ser más. o menos grandes. La vida de estas colonias está rigurosamente jerarquizada y ha sido objeto de numerosos estudios científicos. Se ha podido comprobar que, más que en otros monos, este macaco del Japón ha alcanzado un estadio de evolución protohumano. Probablemente, las rigurosas condiciones climáticas han motivado ciertas adaptaciones espontáneas. En invierno, el macaco del Japón gusta de bañarse en el agua caliente de las fuentes termales. En distintas colonias, muy alejadas las unas de las otras, los primatólogos han podido comprobar que estos monos han aprendido a lavar sus alimentos en el agua frotándolos entre las manos. Además, estos macacos son consumados nadadores. Dentro de una comunidad se pueden distinguir distintas clases sociales claramente separadas, pero el orden jerárquico es estricto dentro de cada una de ellas. Se distinguen privilegios y obligaciones. El macaco del Japón muestra una asombrosa capacidad para el aprendizaje de cosas nuevas y también para comunicarlas a los miembros del grupo.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *