Mamba

Es la más rápida y venenosa de las serpientes africanas

La mamba verde es temida con razón, porque es la serpiente más venenosa, más agresiva y más rápida a la vez de todas las especies africanas. El veneno de la mamba es el más frecuentemente mortal y muy pocas personas mordidas por este reptil han sobrevivido al terrible ataque. Al contrario que la mamba negra, que habita también en las regiones cálidas de Africa oriental y que es terrestre, la mamba verde prefiere vivir lejos del suelo y se ha acostumbrado a una existencia arborícola. Vive en los bosques, las sabanas boscosas y los sotos, en el seno de los cuales crecen grandes árboles. Su color verde le sirve de camuflaje perfecto, hasta el punto de hacerse invisible cuando se queda inmóvil entre el follaje. La mamba negra, que vive en tierra o entre las matas bajas, está considerada como una de las serpientes más rápidas. Es capaz de reptar a la velocidad de 10 a 20 km por hora en distancias cortas y cuando la naturaleza del terreno se lo permite. A causa de su gran nerviosidad, resulta particularmente agresiva. La mayor parte de los accidentes ocurren cuando, por inadvertencia, se le corta la retirada a una mamba y ésta intenta alcanzar su madriguera a la mayor velocidad. Las mambas se alimentan casi exclusivamente de animales de sangre caliente; el régimen alimenticio de la mamba verde consiste sobre todo en pájaros, mientras que su pariente negra —que dicho sea de paso es marrón y no negra— devora preferentemente pequeños mamíferos. Las mambas son ovíparas y sus crías crecen con gran rapidez. Sus enemigos más peligrosos son las águilas.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *