Mariposa de la col

Su oruga puede causar grandes destrozos en los cultivos

La mariposa de la col, esta popular mariposa blanca que vuela por nuestros campos en primavera, es una de las casi mil especies que componen la gran familia de los piéridos. Europa cuenta con unas diez especies de esta mariposa, pero la mayoría se extienden por las regiones tropicales del mundo, y buen número de éstas se adornan de magníficos colores. Las pigmentaciones amarillas, naranjas y rojas predominan. Las mariposas de la col son, sin duda las que se acercan más al polo Norte; se han encontrado estos insectos hasta más allá de los 80° de latitud norte. Por lo que se refiere a la altitud, casi ostentan el récord, ya que suben cerca de los 5.000 m en las montañas de Africa y de Asia, es decir, hasta el límite extremo de la vegetación. Es interesante resaltar que cada especie está íntimamente ligada a una planta alimenticia, que da su nombre a cada piérido. Así, tenemos la mariposa del rábano, la del nabo, etc. La mariposa de la col, que está ampliamente difundida en Europa y en Asia septentrional, vive a expensas de la col y de algunas otras plantas de la familia de las cruciferas. Deposita sus huevos aisladamente en el envés de las hojas, revoloteando de una planta a otra, dudando, al parecer, sobre el mejor emplazamiento para asegurar a su progenitura las mayores posibilidades de supervivencia. El huevo, cilindrico, se pega a la hoja. La pequeña oruga que sale de él se pone en seguida a roer la planta. Igual que las otras especies, este piérido puede convertirse en un verdadero azote cuando las orugas abundan en los cultivos.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *