Mariposa de la seda

Desde la antigüedad, nos provee de seda

Toda la seda natural utilizada en el mundo proviene de los insignificantes gusanos de la mariposa de la seda. No es la única mariposa cuyas larvas tejen un algodón sedoso, existen miles de especies diferentes, pero la mariposa de la seda es la única que ha sido utilizada por el hombre para producir hilo de seda. La industria de la seda nació en China hacia el año 2140 antes de J. C. La crianza de los gusanos de seda fue mantenida en secreto y sólo dos mil años más tarde, en el siglo III de nuestra era, llegó al Japón pasando por Corea. Después se criaron gusanos de seda en la India, Turquía y finalmente en Francia, España y sobre todo en Italia. En las regiones meridionales de estos tres países se pueden ver cantidad de moreras, restos de las antiguas sericulturas, ya que así se denominaba la cría de los gusanos de seda. Actualmente sólo China y algunos países asiáticos producen seda natural, que ha sido sustituida por las fibras textiles sintéticas. El gusano u oruga se alimenta de hojas de morera. Los sericultores llaman a los huevos «granos». Cuando los gusanos alcanzan su desarrollo total, dejan de alimentarse y se dedican a tejer su capullo, en cuyo interior se llevará a cabo la metamorfosis en crisálida. La mariposa nace ya en su forma perfecta. Para la producción de seda se hierve el capullo para matar la crisálida, pues si no el hilo no serviría para nada.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *