Mariposa del almez

Mariposa pequeña, pero gran viajera

La mariposa del almez, es una mariposa diurna bastante poco conocida. Pertenece a una pequeña familia compuesta por una docena de especies, cuyos miembros se encuentran en todos los continentes. Por su aspecto, la mariposa del almez no ofrece nada de particular, aparte de su morfología característica y de sus alas de bordes muy recortados que la han valido su nombre francés de «recortada». Sus palpos labiales, muy alargados, permiten además identificarla fácilmente. Su nombre científico, Libythea celtis, hace alusión al árbol nutricio sobre el que se desarrollan sus orugas. En efecto, las larvas de la mariposa del almez no pueden vivir sobre ninguna otra planta que no sea el almez (género Celtis), del que comen el parénquima de sus hojas. Parece así evidente que la distribución geográfica de este lepidóptero deba corresponder a la de su árbol nutricio. Sin embargo, y a pesar de su tamaño reducido, la mariposa del almez es una gran viajera. Emprende verdaderas migraciones individuales hacia nuevos horizontes. Estos viajes sin retorno y sin función precisa, de los que se ignora la motivación, sé hacen, no en bandadas o en importantes vuelos, sino en solitario. La mayoría de las mariposas del almez nacen en junio y algunas de ellas se aparean para producir una segunda generación en agosto-septiembre. Los adultos de esta segunda generación hibernan para reaparecer en primavera y asegurar la continuidad de la especie. Hacia finales de verano, numerosas mariposas emprenden el vuelo hacia los más variados destinos, recorriendo distancias considerables.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *