Marmosa

Este curioso marsupial parece una verdadera rata

La marmosa lleva el nombre de su propio género, Marmosa (ratones opossums), que cuenta con unas cuarenta especies sudamericanas. Estos animales tienen el tamaño aproximado de los ratones o de las ratas, a quienes se parecen por su aspecto general. Examinándolos más de cerca, se distinguen, sin embargo, profundas diferencias entre los roedores y los marsupiales. Tienen cola prensil que pueden enrollar, literalmente, alrededor de una rama y que les es muy útil cuando trepan. Son animales arborícolas que llevan una vida muy discreta, lo que hace que sea muy difícil verlos. Por añadidura, son estrictamente nocturnos y pasan el día durmiendo en el fondo de cualquier agujero o en cualquier lugar abrigado en los árboles. La marmosa es esencialmente carnívora y se alimenta de insectos, pequeños lagartos y, a veces, pajarillos. También come de vez en cuando algunas bayas y frutos. Las costumbres de la marmosa se conocen poco todavía. Se sabe, sin embargo, que es un animal solitario y que pare dos o tres veces al año. La madre transporta a toda su pequeña familia sobre su lomo y no hay nada más cautivador que observar a una hembra cargada de una bulliciosa progenie, corriendo por las ramas como si tal cosa. Por la noche, los ojos de la marmosa relucen como rubíes cuando se los ilumina. Como las zarigüeyas, la marmosa tiene muy mal carácter. Es agresiva y no tolera la presencia de otro animal a su alrededor. Muerde ferozmente con sus dientes acerados como espinas y muy eficaces.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *