Meandrina

Puede formar enormes anillos calcáreos

La meandrina es conocida también con el nombre de coral de los meandros, debido a los dibujos que forma su estructura. Este coral se ha hecho popular de un tiempo a esta parte y más concretamente desde que se ha extendido la afición a la acuariofilia marina. No obstante, estos fragmentos de meandrina no nos dan ninguna idea de la amplitud que puede llegar a alcanzar una colonia en su contexto natural. El examen con lupa de la estructura de los poros y de la maravillosa arquitectura de este coral nos hace pensar, no obstante, en la magnificencia de la creación. La forma de una colonia de meandrina se parece en cierto modo a la del coral en bola, cosa que es particularmente cierta cuando se estudia una colonia en vías de formación o aún joven. Después, la forma se extiende para terminar su expansión formando un verdadero círculo cerrado. Una de las mayores meandrinas conocidas ha sido fotografiada en el mar Rojo; alcanza 6,5 m de diámetro. La colonia está fuertemente soldada e incrustada en la roca subyacente que puede, por su parte, no ser más que un antiguo estrato de caliza coralina que se ha ido hundiendo progresivamente en el mar. La meandrina sólo prospera en algunas zonas localizadas. La temperatura del agua no debe descender nunca por debajo de los 19°C y resulta indispensable una potente insolación para asegurar la vida de los pólipos. El agua debe ser excepcionalmente clara y estar desprovista de sedimentos, que acabarían ahogando a los frágiles pólipos.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *