Moenkhausia

Un «tetra de vidrio» que no se transparenta

Los caracínidos o carácidos (no confundir con los Carassius o carnipes, Ciprínidos europeos) son Cipriniformes con el aparato de Weber completo (cadena de huesecillos que unen el oído con la vejiga natatoria), dientes sobre las mandíbulas, al menos en los ejemplares jóvenes, y una aleta adiposa. Todos viven en las regiones tropicales y subtropicales de América del Sur y Africa, exclusivamente en agua dulce. Se considera a este grupo como el más importante por su número de especies y variedades dulciacuícolas. La familia de los Carácidos es la más considerable. Está dividida en doce subfamilias entre las cuales la más importante es la de los Tetragonopterinos. Aporta gran cantidad de pequeñas especies a los aficionados a los peces de adorno, que los designan globalmente con el nombre de «tetras», contracción de la denominación de la subfamilia a la que pertenecen. Por extensión, otros caracínidos que no pertenecen a esta subfamilia reciben también este apelativo. La moenkhausia de pequeñas escamas es un ejemplo típico, muy buscado cuando es joven por su robustez y sus escamas brillantes. Estas le han valido el sobrenombre de «tetra de vidrio», ya que brillan al sol como un espejo. En estado libre se encuentran, sobre todo, en pequeños riachuelos y estanques enlodados. Ponen los huevos por oleadas sucesivas de una treintena cada una; la exhibición nupcial incluye cortas y furtivas presiones sobre los flancos.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *