Morpho rhetenor

Vuela por encima de la jungla

Esta especie es una de las maravillas del mágico mundo de las mariposas diurnas. Su aparente rareza se debe al hecho de que esta mariposa, al igual que la mayoría de especies emparentadas con ella, se desenvuelve casi siempre entre las copas de los árboles. Podría establecerse un paralelismo entre las morfos neotropicales y las espléndidas ornitópteras de Nueva Guinea que también viven en lo alto de las selvas, revoloteando entre las inflorescencias de los árboles gigantes. Muy rara vez desciende la morfo a las proximidades del suelo, a las que pueden atraerle las bananas putrescentes que exhalan un olor suave y penetrante de acetato de amilo, o bien los mangos demasiado maduros. Su vuelo es vivaz, bastante enérgico, pese a la anchura de sus alas. Potentes músculos torácicos permiten a esta gran mariposa avanzar rápidamente, como burlándose de la resistencia del aire. En la jungla sudamericana parece mostrar, en sus desplazamientos, predilección por las quebradas naturales abiertas en la selva por algún río. Para el coleccionista, esta joya viviente es, por desgracia, siempre inaccesible. Quienquiera que haya tenido la suerte de contemplar una Morpho rhetenor tornasolada bajo los rayos del sol, lo recordará siempre. Curiosamente, la hembra de esta magnífica mariposa presenta un color opaco, totalmente desprovisto del brillo del macho. Es una especie rara, dificilísima de descubrir, por lo que no es sorprendente que las hembras pardas, anaranjadas o mates sean aún más buscadas que los machos por los entomólogos.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *