Moscarda verde

Ataca a ranas y sapos...

La moscarda verde es una de las más bellas especies de dípteros de nuestras regiones. Se sabe que estos insectos figuran en el capítulo de los indeseables, pero ello no impide que, como todas las criaturas, las moscas sean dignas de interés. Existen varias especies de moscardas, de las cuales la verde, Lucilia caesar, es la más conocida. No es una mosca a la que se pueda calificar de doméstica, ya fue rara vez entra dentro de las casas. Mientras que ciertos dípteros, como los califóridos, buscan carne fresca para depositar sus huevos y alimentarse, la moscarda verde prefiere comer carne putrefacta. Es una asidua visitante de las inmundicias, de los excrementos o de los cadáveres en descomposición. Se encuentra a menudo a esta mosca sobre las flores, cuyo polen y néctar también come. Las materias de color carne le atraen muy particularmente cuando la hembra siénte la necesidad de poner. La moscarda verde tiene un pariente próximo que es el moscardón de los sapos Lucilia bufonivora. Gomo su nombre científico indica, este moscardón es un depredador de los sapos y de las ranas, a los que destruye por medio de sus larvas. La hembra pone sus huevos en los orificios naturales de estos anfibios y sobre su piel. Las larvas, en cuanto hacen eclosión, penetran en el cuerpo de su huésped y se alimentan de su cafne, hecho que acarrea una muerte segura de su víctima, tras una larga y cruel agonía. Se ha observado a veces que la moscarda verde ataca a mamíferos enfermos o seriamente heridos; el erizo está particularmente predispuesto a este parasitismo, que le resulta fatal.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *