Mosquito

Este molesto y minúsculo insecto puede transmitir terribles enfermedades

El mundo de los mosquitos es vasto; no es posible decir cuántas especies viven en el mundo entero. Existen clases aún desconocidas, pero lo que sabemos de las que nos pican y de las que son patógenas es suficiente para hacérnoslas antipáticas. No es fácil hablar de las casi 2. 000 especies en algunas líneas. Las costumbres y la biología de los mosquitos son semejantes en una u otra especie. Todos estos insectos depositan sus huevos en el agua, ya sea en un lago o en la urna de una hoja de nepente. Algunas especies eligen incluso el agua salada de las marismas o de las lagunas marítimas para poner. Los mosquitos del género Culex ponen sus huevos en masas compactas, mientras que los del género Anopheles los depositan separados. Las larvas son acuáticas y se alimentan de microorgapismos. Respiran el aire que toman en la superficie del agua. Las ninfas son activas pero no se alimentan. La evolución larvaria es muy rápida y la duración de la vida de los adultos es breve. Los mosquitos producen vibraciones audibles cuando vuelan, y todos conocemos, por haberlo sufrido alguna vez, el canto estridente de un mosquito en busca de sangre. Este canto, muy específico, permite a las parejas de una misma especie reconocerse y encontrarse para la reproducción. En numerosas especies, los machos no se alimentan jamás, porque disponen de reservas nutritivas acumuladas durante su fase larvaria. Las hembras, por el contrario, se alimentan de sangre. Algunos mosquitos se dedican a los mamíferos y otros pican a los peces o a los reptiles.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *