Murciélago de Bechstein

Tiene unas orejas larguísimas

El murciélago de Bechstein, que ilustra esta ficha, está estrechamente emparentado con el gran murciélago de orejas de ratón, Myotis myotis. Algunos autores vinculan, en efecto, al murciélago de Bechstein al género Myotis, mientras que otros lo separan de él para colocarlo en el subgénero (o género) Selysius. Sea lo que fuere, este murciélago, que se considera uno de los más raros de Europa, se diferencia mucho del gran murciélago, pues es más pequeño y tiene unas orejas enormes, de pabellón alargado, detalle que le asemeja un poco al orejudo. La forma de vida del murciélago de Bechstein se conoce todavía muy poco, debido a lo poco abundante de la especie. Este murciélago parece mostrar predilección por los lugares descubiertos y se alberga gustoso en los árboles huecos. A veces, se le ha visto esconderse en los nidales artificiales colocados en los árboles de los bosques. Evita los campanarios y los graneros, pero ocasionalmente busca refugio en cavernas. Se le puede observar principalmente desde la primavera hasta finales del verano, y los especialistas suponen que este animal emigra hacia las regiones de Europa central en otoño. El murciélago de Bechstein hiberna en canteras y en escombreras. Sabe deslizarse hábilmente entre los bloques de roca hasta las profundidades donde no llega el frío invernal y en las que se encuentra perfectamente protegido. Caza de noche y se alimenta de insectos. Sale muy tarde de su morada y vuela lenta y tranquilamente, sin gritar, la mayoría de las veces a poca distancia del suelo.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *