Muruc

Puede derribar a un hombre de un patada

El muruc es una de las tres especies de la pequeña familia de los casuarios. A pesar de su semejanza general con los emúes, junto a los que suelen clasificarse, los casuarios no están emparentados con ellos. Se desconoce por completo la evolución de los casuariformes, al parecer muy antigua. Por otra parte, el desarrollo de la morfología de estas extrañas aves no se ha detenido aún y su evolución divergente prosigue, aunque muy lentamente. Las tres especies se subdividen en varias subespecies o razas locales que algunos ornitólogos consideran, a su vez, como verdaderas especies. Lord Rotschild redactó una suntuosa monografía de los casuarios. Pero, de hecho, las treinta variedades descritas por él derivan de una de las tres especies básicas. El muruc vive en las junglas de Nueva Guinea y en algunas islas cercanas; es algo más pequeño que el casuario de casco australiano, un casuárido, adaptado a una forma de vida sabanícola, en las zonas más abiertas de las selvas. El muruc busca, por el contrario, las partes densas y la maleza donde no penetran los rayos de sol. Vive en el suelo y, a veces, se le encuentra en los terrenos pantanosos de las selvas costeras. En montaña, habita en el fondo de los valles; no es un buen escalador. Esta gran ave no tiene enemigos naturales, aunque tiempo atrás viviera en Nueva Guinea el tilacino o lobo mar-supial; su temperamento combativo y al mismo tiempo colérico le convierte en ún peligroso enemigo. El muruc lleva una existencia solitaria y como mucho tolera a su consorte. Insociable, el macho rechaza a cualquier intruso.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *