Musaraña acuática

Se seca el pelo en su madriguera

De todas las especies de musarañas europeas, la musaraña acuática es la más sociable. Vive en grupos, por lo que es bastante infrecuente verlas aisladas. Muy familiarizada con el agua, la musaraña acuática está perfectamente adaptada a su hábitat. Su pelaje, espeso y muy tupido, le proporciona calor y retiene además, mucho aire cuando el animal se zambulle. Sus patas posteriores van provistas de amplias membranas que le sirven de aletas, lo que permite a esta musaraña nadar como un pez, tanto en superficie como en profundidad. Este pequeño mamífero es capaz de permanecer bajo el agua de 5 a 20 segundos sin salir a tomar aire. La musaraña acuática habita en los ribazos, en madrigueras de una o varias bocas. Al fondo del túnel, bastante profundo, está el nido, forrado de hierba menuda. Cuando sale del agua, ha de meterse en la madriguera con el pelaje mojado; el reducido diámetro de estas oquedades hace de éstas un secador muy particular: el pelaje está comprimido por todas partes y, al cabo de poco tiempo, ya no contiene agua. El líquido escurrido lo absorbe la tierra. Esta musaraña es activa tanto de día como de noche. Cortos períodos de sueño entrecortan las fases de vigilia. Puede vérsela en verano o en invierno, cuando se ve obligada a veces a nadar bajo el hielo. Se alimenta de insectos y sobre todo de larvas acuáticas; si puede, captura hábilmente algún pececillo. Le encantan los crustáceos pequeños.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *