Mylabrìs

Un caso tipico de hipermetamorfosis

El mylabris es un coleóptero frecuente en Europa meridional. Posee élitros en forma de tejado, que cubren casi totalmente las alas y el cuerpo. De tamaño mediano, generalmente se le encuentra en las gramíneas y en flores bajas, en los alrededores de las cuales vuela los soleados días del verano. De la familia de las Meloídidas, que cuenta con más de 2000 especies, este pequeño insecto, que parece completamente corriente, presenta sin embargo un desarrollo larvario extraordinario, pasando por formas muy diferentes y sobre todo por dos períodos de «descanso» análogos a los períodos ninfales. Los huevos, puestos en el suelo en las proximidades de las puestas de ciertos saltamontes, se abren para dar salida a larvas primarias de tamaño muy pequeño, fusiformes y con posesión de patas funcionales. Cada una de estas larvas va a atacar una puesta de saltamontes para alimentarse de ellos hasta su primera muda. Esta produce una larva secundaria, totalmente diferente, con el cuerpo blando y pesado, parecido a un minúsculo gusano blanco, que continúa alimentándose de los huevos de saltamontes, mudando varias veces. Después de una última muda, entra en un estado totalmente inactivo, estado de preninfa, que puede pasar así el invierno, a la que sucederá una larva ninfal muy parecida a la larva secundaria, para transformarse finalmente en ninfa durante la primavera, y de la que saldrá el adulto en verano. Este ciclo muy complejo del desarrollo de las Meloídidas se llama «hipermetamorfosis». En numerosas especies, las larvas primarias se adhieren a una abeja solitaria para dejarse caer después en el nido de ésta.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *