Naranja de mar

Tiene de Ia naranja Ia forma, el color y el aspecto interno

La naranja de mar nunca pasa desapercibida, aunque no sea más que por su forma y su color. Esta esponja córneosilícea se encuentra frecuentemente en el nivel de la bajamar, hasta los 250 m de profundidad. No tiene de esponja más que el aspecto externo; si la partimos, veremos aparecer la zona envolvente más pálida, lo que hace pensar en una corteza; la zona central, dividida por líneas radiales, recuerda a la división en gajos. Se apreciará que el color amarillo es debido a pigmentos del mismo tipo que los de la naranja. Las líneas radiales que se ven por dentro están formadas por agujas de sílice (las espículas), y se prolongan hasta formar un saliente en la superficie de la esponja. Se observan por zonas, y fijas sobre las púas exteriores, pequeñas bolas de dife- rente tamaño y situadas más o menos cerca de la esponja; se trata de yemas. El género Tethya es uno de los que dan lugar a una reproducción asexuada por gemación, y de forma intensa. Estas yemas se forman en la corteza del animal por reunión de células poco diferenciadas dentro de una concha que sale de la epidermis. Estas células van a diferenciarse en el interior de la concha antes de que la pequeña esfera se separe de la corteza alejándose a lo largo de una púa. La yema madura estará bastante alejada a lo largo de la púa, que entonces se romperá, y el brote liberado irá a fijarse por sus propios medios (sus pequeñas púas ya son aparentes) o quizás tendrá una nueva naranja. De todas formas existe una reproducción sexuada que produce larvas que dan realmente esponjas.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *