Nepa

Ataca y devora todo lo que encuentra

La nepa es un peligroso carnicero acuático. Este insecto, que a veces recibe el nombre de chinche de agua o escorpión de agua, se ha extendido por los pantanos, lagunas y pequeños lagos de Europa y Asia. Existe, no obstante, cierta cantidad de especies tropicales más o menos emparentadas con la nepa de Europa, como por ejemplo la chinche acuática que reproduce la ilustración de esta ficha, cuya longitud varía de 10 a 12 cm, y que se alimenta de pececillos. La nepa posee dos patas anteriores alargadas y curvadas hacia adentro, que ofrecen una cierta analogía con las patas aprehensoras o pinzas de los escorpiones. El cuerpo es aplanado y los élitros no tienen la consistencia dura de los de los coleópteros, sino que son de textura más bien membranosa. La nepa vive en el fondo del agua y se mantiene inmóvil a la espera de una presa. Su forma y su color la hacen casi invisible, y se la confunde fácilmente con una hoja muerta. Para respirar, la nepa sube a la superficie trepando a lo largo de un tallo de planta acuática. Hace emerger sus dos tubos respiratorios, situados en la extremidad del cuerpo, y que a veces se parecen a una especie de cola. Por este órgano aspira el aire y se hincha, lo que le permite volver a sumergirse en su elemento. La nepa es una depredadora, es decir, que vive de rapiñas y ataca a todas las criaturas vivas que juzga lo bastante pequeñas como para devorarlas. Los renacuajos constituyen sus víctimas favoritas en primavera. La nepa coge la presa con sus patas y la acerca hacia la boca o trompa rígida. Perfora la piel del renacuajo y succiona simplemente su contenido.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *