Numbat

Un marsupial sin bolsa ventral

Este pequeño marsupial es uno de los peor conocidos a pesar de presentar unas características extraordinarias, tanto desde el punto de vista anatómico (posee de 50 a 52 dientes) como en el plano de las costumbres (es activo de día y descansa por la noche). Se le llama también hormiguero marsupial porque su régimen se compone de termitas y, en menor proporción, de hormigas. Captura a estos insectos con su larga v fina lengua protráctil (puede salir 10 cm de la boca) bañada en saliva pegajosa. En un día puede comer de 10 000 a 20 000 pequeñas termitas. Ocupa, pues, el mismo lugar que los hormigueros de América tropical y los armadillos del Viejo Mundo, y se encuentran analogías de estructura en su paladar, extremadamente largo. El numbat frecuenta los bosques claros formados en su mayoría de eucaliptos o de acacias y desprovistos de soto-bosques espinosos. En su biotopo preferido, el suelo está jalonado de troncos secos o de ramas caídas en las que se instalan las termitas. Con sus patas provistas de fuertes garras, abre las galerías de los insectos. Solitario, menos en la época de la reproducción, el numbat hembra pare entre enero y marzo. La madre lleva a sus crías durante todo el invierno austral pero, al no tener bolsa marsupial, los arrastra por todas partes. Agarrados a las tetillas, que penetran en sus gargantas, los recién nacidos se enganchan también a la piel con sus patas anteriores. Extendido localmente, el numbat no parece estar amenazado de extinción. Si, se le molesta, se refugia en un tronco hueco.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *