Ofiuro

Tiene unos brazos interminables

El ofiuro es una de las más notables criaturas marinas. A pesar de su parecido con la estrella de mar, sólo está emparentado con ella de lejos. Es pariente más próximo de los erizos. Nada hay más delicado que este animal de brazos desmesuradamente largos, provistos completamente de finos pelos, que en realidad son tentáculos que le sirven como órganos de captura. Existen más de cien especies de ofiuros repartidas por todos los mares, pero estas criaturas abundan sobre todo en los mares cálidos de las regiones tropicales. El nombre de ofiuro viene del griego ophis, que significa «serpiente». Es cierto que los brazos de los ofiuros se mueven como serpientes. Al observar a un grupo de ofiuros en una depresión rocosa, se diría que se trata de un revoltijo de culebras agitándose en todos los sentidos. Es difícil describir la forma de vida de los ofiuros, tan diferente es de una especie a otra. Algunos permanecen en el fondo del mar y se entierran en el limo, mientras que otros prefieren escalar los acantilados sumergidos. Encontramos también ofiuros entre las algas, a las que se agarran con uno de sus brazos, como haría un mono balanceándose en una rama. Al contrario que los otros equinodermos, que se desplazan con lentitud, el ofiuro puede avanzar muy deprisa y llega a hacer dos metros por minuto, lo cual constituye una gran hazaña. La boca está situada en la cara ventral del cuerpo, que tiene forma de disco. El ofiuro se alimenta de minúsculas presas animales o bien mordisquea algas con ayuda de sus placas bucales.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *