Opossum volador mayor

Es un artista del vuelo planeado

El opossum volador mayor, del que no se distingue más que una sola especie, se caracteriza por una membrana de piel que se extiende desde el codo hasta la rodilla, permitiéndole efectuar grandes vuelos planeados. Este animal frecuenta los escasos bosques de eucaliptos de las regiones montañosas de Australia oriental, desde Queensland hasta Victoria. Su piel, que va del negro al blanco pasando por todos lo tonos de castaño, de gris, de rojo y de amarillo, presenta variaciones tan grandes que no se encuentran dos ejemplares de colores parecidos. Estrictamente arborícolas y de costumbres nocturnas, estos animales duermen durante el día, a menudo agrupados por familias, en un tronco hueco de árbol, fuera del alcance de sus enemigos, siendo los principales las rapaces y los zorros. Se despiertan al crepúsculo y comienzan a trepar hasta lo alto de los árboles, sirviéndose alternativamente de sus patas anteriores y posteriores, armadas de afiladas garras. Lanzándose entonces al vacío, se dejan caer en vuelo planeado y van a aterrizar en ramas situadas cerca del suelo. Después vuelven a empezar su escalada antes de lanzarse más lejos. Se les ha visto franquear así hasta 120 m en un solo planeo. Su alimentación se compone en gran parte de brotes tiernos, de hojas y yemas de diversas especies de eucaliptos. La hembra, generalmente, no tiene más que una cría por camada, aunque posee dos mamas en su bolsa marsupial. Durante las seis primeras semanas, el pequeño se agarra firmemente a una de las mamas para alimentarse, y no abandona la bolsa hasta los cuatro meses de edad.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *