Ofiuro negro

Puede mantenerse en posición vertical

Es un ofiuro grande de color oscuro, bastante común en las costas europeas del Atlántico y más raro en el Mediterráneo. Vive en los fondos de arenas guijosas o de rocalla entre 6 y 30 m de profundidad, en zonas que nunca quedan al descubierto por las mareas. A veces, se encuentra a mayor profundidad, alrededor de los 160 m, pero en ese caso tiene una coloración mucho más clara. En la parte inferior del cuerpo, a lo largo de los brazos, existen numerosos pedicelos que segregan una sustancia adhesiva, gracias a la cual el ofiuro puede mantenerse en los declives más abruptos. En el acuario, se queda incluso en posición vertical sobre las paredes de cristal. Esta especie, como muchos otros ofiuros, se reproduce en verano, de junio a agosto. Pone varios centenares de huevos que son fecundados en el agua del mar. Al cabo de 24 horas, del huevó sale una larva ciliada y nadadora. En tres semanas se modifica, adoptando una forma muy particular. Parece un gracioso cono, prolongado por cuatro pares de brazos grandes, cuya longitud es desigual y que están sujetos por unas minúsculas plúmulas calcáreas. Estas largas prolongaciones y su reducido tamaño le permiten permanecer flotando en el agua, a merced de las corrientes. Esta larva, llamada ofiopluteus, es uno de los componentes frecuentes del plancton. Poco a poco, van apareciendo los brazos del ofiuro adulto. De la larva sale un pequeño ofiuro que, debido al peso, cae al fondo e inicia su vida rampante. Como todos los ofiuros, el ofiuro negro posee un gran poder de regeneración y si le falta un brazo, es reemplazado rápidamente.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *