Panique de las palmeras

Efectúa largos desplazamientos en busca de frutos

El panique de las palmeras es africano. Es una de las tres especies (o subespecies) que constituyen el género Eidolon. Una vive en la parte meridional de la península de Arabia y el Yemen y la otra está acantonada en Madagascar. La especie Eidolon helvum, muy extendida, es también la más abundante. Es la mejor conocida de todos los megaquirópteros africanos. Es a la vez sabanícola y forestal. Extremadamente gregaria, forma, en los árboles, grandes colonias para dormir, al amanecer. Estos árboles dormitorio, bien determinados, pueden estar ocupados durante meses. El suelo, bajo las ramas, se cubre entonces de excrementos. La colonia atrae a un gran número de pequeños carnívoros depredadores, que devoran los cadáveres y a los animales enfermos o heridos . El panique de las palmeras, exclusivamente frugívoro, despilfarra tanto como come o más. Por eso no es muy apreciado. Al llegar el crepúsculo, los paniques se dispersan en grupos más o menos numerosos y cercan un lugar. Los dátiles maduros les atraen particularmente y pueden destrozar por completo una cosecha en pocas noches. El panique de las palmeras, goloso de néctar, devora también los brotes y las flores del miraguano y del baobab. La observación de una colonia que nurtca descansa del todo es apasionante. Existen congregaciones de varios millares de individuos y se han contado hasta 10 000 en algunas localidades. El régimen alimenticio especializado de estos paniques las obliga a emprender largos desplazamientos periódicos que, hablando con propiedad, no son migraciones, sino más bien simples «excursiones» en busca de frutos maduros.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *