Payaso de rio

Debe su nombre latino a una espina curiosamente situada

Este bonito pez se conoce también con los nombre de locha cebrada, locha anaranjada, locha payaso, payaso tigrado, por su colorido muy vivo con bandas transversales. Su nombre latino alude a la gran espina suborbital de la que está armada esta locha tropical. En reposo, la espina bífida se encuentra alojada en un surco profundo. Cuando el pez está excitado y la erige o bien cuando se le maneja sin precaución, puede ocasionar heridas dolorosas. Los cuatro pares de barbillas verrugosas que rodean su boca y su cuerpo alargado, cilindrico, recuerdan a las lochas de nuestros ríos. En este pez, los ojos no están cubiertos por la piel. El payaso de río soporta relativamente bien la luz y su actividad es crepuscular, al contrario que la mayoría de las especies esencialmente nocturnas. Sus brillantes colores hacen de él un pez ornamental solicitado, tanto más puesto que es muy tolerante con sus congéneres y con otros peces. Por desgracia, el payaso de río sólo se reproduce excepcionalmente en acuario (por eso escasea y resulta caro). El dimorfismo sexual es además poco aparente. En la naturaleza, el payaso de río frecuenta preferentemente las aguas dulces, ligeramente ácidas, cálidas y tranquilas. Su régimen alimenticio es sobre todo carnívoro, pero también come algas. Recordemos que muchas lochas tienen la curiosa facultad de tragar aire, asomándose a la superficie, en aguas estancadas, y de lanzarlo por el ano después de haber extraído el oxígeno al pasar por la mucosa intestinal. La expulsión del aire provoca un ruido característico.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *