Perla

Es el modelo de las «moscas artificiales»...

La perla es un insecto muy primitivo que ha evolucionado muy poco desde que apareció sobre la Tierra. Se han encontrado perlas y otros plecópteros fósiles que datan de 250 millones de años por lo menos; del período pérmico de la era primaria. En la actualidad, se han enumerado unas 1500 especies de plecópteros. La perla es conocida sobre todo por los entomólogos y los pescadores, ya que es a ella a la que se imita bajo la designación de «mosca». Se han empleado «moscas» artificiales desde el siglo XV. Una de las curiosidades de la perla es la corta duración de su vida como insecto adulto. Las piezas bucales están imperfectamente desarrolladas, por lo que se supone que los adultos se alimentan poco o nada en absoluto, y que se limitan a beber. A pesar de estar provistas de unas alas perfectamente funcionales, las perlas no suelen volar, y prefieren huir corriendo torpemente entre las piedras para refugiarse bajo un tocón o en un agujero. Las perlas adultas permanecen siempre cerca del agua. A veces se las ve inmóviles sobre una hoja o aferradas a un tallo. Las larvas son acuáticas y se desarrollan lentamente llevando una existencia de rapiña. Carnívoras y voraces, recuerdan a las larvas de las libélulas, de las que, no obstante, se diferencian por la estructura de la boca. Para poner sus huevos, la perla hembra sobrevuela el agua y sumerge en ella su abdomen repetidas veces. Cada vez que hace esto, suelta un huevo. Algunas especies ponen nadando por la superficie. Los huevos caen al fondo; la duración de la incubación, muy variable, depende de la temperatura ambiente.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *