Pez lima

Una librea de lo más vistosa

Los peces lima están emparentados con los peces gatillo, familia en la que a veces se les sitúa. Como éstos, los peces lima llevan una imponente espina, capaz de bloquearse al erguirse, que reemplaza a la primera dorsal. A diferencia de los peces gatillo, en los que dos espinas más pequeñas completan el dispositivo, la espina eréctil de los peces lima suele ser única. Por otra parte, las escamas de estos peces no son espinosas ni están imbricadas de forma que aparezca una especie de armadura flexible, como en el caso de los gatillo. El perfil también es diferente, ya que su cuerpo es muy aplastado lateralmente. Incluso el régimen alimenticio difiere del de los peces gatillo; lo componen gusanos, crustáceos pequeños, pero también un alimento más especializado: esponjas, pólipos coralinos, pequeñas anémonas, algas, etc. Todas estas importantes diferencias justifican la creación de una familia particular propuesta por los autores modernos para situar en ella a los peces lima (Monacántidos: «con espina única»). En la naturaleza se encuentran entre las colonias animales arborescentes, gorgonias y madréporas, pero también entre las algas flotantes. Especie particularmente coloreada, muy llamativa por sus motas anaranjadas, este pez lima de rostro largo frecuenta sobre todo los arrecifes madrepóricos. Su cuerpo plano y su largo hocico le permiten buscar el alimento en lugares vedados para la mayoría de las otras especies. Además, a la menor alarma, puede refugiarse en hendiduras inaccesibles para los depredadores.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *