Pez puerco espín

Es una bola de pinchos cuando está asustado

Pez globo espinoso, pez erizo de manchas, orbe espinoso, soplillo espinoso, pez puerco espín... son multitud de nombres comunes que evocan los rasgos esenciales de estos curiosísimos peces, cuyo nombre genérico, Diodon, recuerda que tan sólo poseen dos dientes, uno en cada mandíbula. En realidad, estos dos dientes resultan de la fusión, sin línea de sutura, de varios elementos que conforman un potente pico capaz de perforar las conchas de los moluscos, los esqueletos calcáreos del coral, las púas del erizo marino, las pinzas o caparazones de cangrejos y paguros. Si se le molesta, este diodon se hincha, transformándose, gracias a sus púas que se erizan, en una auténtica bola de pinchos casi esférica, que desanima a cualquier agresor. El hinchamiento, que dobla e incluso triplica el volumen del pez, se consigue mediante ingestión de agua, que se acumula directamente en su estómago, provisto de potentes esfínteres, al contrario que los peces globo no espinosos (Arothrons por ejemplo), que poseen un divertículo estomacal especializado en esta función. Inflado con aire, flota en la superficie, con el vientre al aire, y se abandona a la deriva de las corrientes. Los dio-dones, secos e hinchados, sirven como linternas o pantallas. En reposo, o durante la natación, los pinchos se repliegan hacia atrás, junto al cuerpo. El tamaño de las púas y el número y disposición de las manchas permiten distinguir las dos especies (D. holocanthus y D. maculifer), que suelen confundirse.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *