Phasma

Este asombroso insecto-rama es absolutamente invisible

Entre las mil fantasías de la naturaleza, el phasma es una y no de las menores. Imaginemos un insecto que se parece, hasta confundirse, con una ramita o un pequeño palo, perfectamente camuflado en su medio natural. El grupo de los phasmas cuenta con el insecto más largo del mundo: el phasma titán, del Asia tropical, que puede sobrepasar los 30 cm de longitud. La mayoría de los phasmas viven en países cálidos; Europa no posee más que una sola especie, el bacillus rossius, que se encuentra en las praderas y sobre los matorrales del Mediodía y en la península Ibérica. Todos los phasmas se parecen por su forma particular extremadamente alargada y delgada. Se encuentran, no obstante, diferencias bastante importantes en la morfología del detalle y en la coloración, que varía de una especie a otra, e incluso en el seno de una especie particular. Los phasmas son hervíboros y roen las hojas. Hace tiempo, se los agrupaba entre los ortópteros, a causa de su modo de vida, que los hace próximos a las cigarras y los saltamontes. Actualmente, los especialistas les han dedicado, así como a los Phyllium, u hojas secas, un orden particular. La reproducción de los phasmas es interesante, ya que la mayoría de estos insectos son partenogenéticos. La hembra es perfectamente capaz de poner huevos fecundos sin intervención de un macho, es decir, sin que ningún tipo de fecundación sea necesario. Los huevos hacen eclosión, pero curiosamente, no producen prácticamente más que hembras. Los machos son muy raros. Se crían a menudo phasmas en laboratorio, a causa de la facilidad de su mantenimiento.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *