Phonoctonus

Mima a las demás especies para convertirlas en sus presas

La superfamilia de los Redúvidos se compone de tres familias de Hemípteros chupadores, algunos de los cuales pueden transmitir enfermedades. Algunos Redúvidos presentan un extraordinario estrechamiento del cuerpo, que parece una varilla. La transformación afecta también a las patas, que son largas y finas como las de las tipulas (gruesos mosquitos). Otros, como los miembros del género Phonoctonus, dan un ejemplo de mimetismo, ya que imitan a sus presas, sobre todo a los Hemípteros de la familia de los Pyrrhocóridos pertenecientes al género Dysdercus Estos últimos son unos devastadores temidos en las plantaciones de algodón del mundo entero y los Phonoctonus desempeñan la función de freno para su multiplicación. En general, los Redúvidos son carnívoros que suelen esperar a sus presas al acecho. En cuento una víctima pasa cerca de él, el insecto levanta sus patas anteriores y coloca su espolón; luego, rápido como el rayo, le clava este apéndice en el cuerpo En el caso de una especie, Zelus exsanguis, las tibias ante-riones están colocadas horizontalmente y los pequeños insectos se le quedan pegados encima, ya que están cubiertos de una substancia pegajosa producida por las glándulas situadas en la base de los mechones de pelo. Si las presas escasean, este insecto cambia de táctica y se dedica a una caza activa. Algunos Redúvidos son capaces de chirriar y emiten sonidos pasando rápidamente la punta dentada del espolón sobre unas estrías transversales situadas en una ranura central de su prosternum, parte anterior de la cara inferior del tórax.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *