Pipistrelo

El murciélago más pequeño de Europa

El género Pipistrellus abarca unas cuarenta especies ampliamente distribuidas por muchas regiones del globo. La especie que nos ocupa es el pipistrelo de Europa, bastante común y muy extendida, por lo que es una silueta familiar de nuestros crepúsculos. Nuestro amigo se despierta al ponerse el sol, aunque, colgado aún de sus largas garras, procede primero de un minucioso aseo. Al llegar el crepúsculo, el pipistrelo echa a volar y surca los aires con sus sesgos tan veloces como imprevisibles. Es casi imposible predecir cuál va a ser su trayectoria. A veces se asemeja a una enorme mariposa nocturna. El pipistrelo no se eleva mucho ; sus evoluciones se desarrollan a la altura de los árboles o de las casas. El pipistrelo caza los insectos de los que se alimenta, y proporciona ver dadero gozo observar su técnica, sobre todo cuando los captura en el momento en que los atrae una luz intensa. Poco después de comenzar su jomada, el pipistrelo se acerca a algún lugar con agua (río, lago o charca) para beber, pues parece tener una gran necesidad de hidratarse. Bebe de la misma forma que las golondrinas y los vencejos: pasa rozando el agua, y recoge algo de líquido con su lengua extendida, volviendo a pasar hasta saciarse. En verano, elige como morada la grieta de alguna tapia, una hendidura entre rocas, un árbol hueco o las tejas de un tejado, a veces el hueco de una contraventana. En invierno, busca lugares más abrigados, en los que penetra sólo o formando grupos para invernar, aunque vuela cuando el tiempo es benigno.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *