Pitón diamantino

Es una de las serpientes australianas más largas

El pitón diamantino es una de las serpientes más codiciadas por los herpetólogos. Antiguamente era fácil adquirir este animal, pero, actualmente resulta muy problemático, a causa de las severísimas medidas de protección que se han tomado. El pitón diamantino tiene un dibujo y un colorido muy variables. Existe una forma de tono pardo oscuro, casi negra, cubierta de manchas muy claras que lleva el nombre de Pithon spilotes varie-gata. Esta serpiente está extendida por todo el continente australiano y en Nueva Guinea. Se le puede encontrar en cualquier medio natural: en el desierto o en el corazón de la jungla de Queensland. Normalmente, esta serpiente permanece escondida durante el día y sólo de noche abandona su refugio. Caza mamíferos que atrapa y asfixia con sus anillos, como lo hacen todos los boidos y algunos ofidios constrictores. Cuando la víctima deja de respirar y sus músculos se relajan, el pitón diamantino engulle su comida. Según el volumen de su presa, el pitón diamantino permanece más o menos tiempo inmóvil. Una comilona provoca en él un sopor que puede durar diez días, porque la digestión se efectúa lentamente. Ocurre a veces que esta serpiente se sumerge a una marisma o un estanque de agua templada. Los ejemplares que han alcanzado su completo desarrollo son escasos; por consiguiente, se encuentran sobre todo pitones diamantinos que miden entre 1,50 y 2 m. El alargamiento y el crecimiento duran toda la vida en esta especie.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *