Pitón tigrillo

Es sagrado en algunos templos indios

El pitón tigrino es, funto con el pitón reticulado, la serpiente más larga. Se le conoce también por el nombre de pitón indio. Es un habitante de la jungla, al contrario que sus parientes africanos, que prefieren la sabana. Uno de sus biotopos favoritos son las cercanías de los ríos, puesto que le gusta bañarse y a veces se queda horas enteras con el cuerpo completamente sumergido. A pesar de ser principalmente terrestre, y de desplazarse arrastrándose por el suelo, el pitón tigrino trepa de maravilla y se mueve por entre las ramas de los grandes árboles con tanta facilidad como en tierra. El régimen alimenticio del pitón tigrino es variado y consiste en monos, que captura en los árboles por sorpresa, y en roedores diversos, como liebres y ratas gigantes. Igualmente ataca a los pequeños cérvidos y a las aves. Se ha afirmado que también pescaba peces, pero esto nunca se ha confirmado. Es posible que la facultad de este pitón de permanecer totalmente surmegido durante un cuarto de hora sin respirar, así como la destreza de su natación bajo el agua hayan dado origen a la leyenda del pitón pescador. Es una serpiente nocturna, que teme exponerse a los rayos del sol. Tiene fama de apática y es perfectamente exacto decir que el pitón tigrino no ofrece ningún interés para el aficionado, debido precisamente a su inmovilidad constante. No empieza a moverse más que cuando el hambre le atenaza. En cautividad, puede ayunar durante varios meses sin perjuicio. Por alguna razón desconocida, de repente se decidirá a alimentarse. La hembra incuba sus huevos y no los abandona antes de que las crías hagan eclosión.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *