Pitón verde

Utiliza su cola fuertemente prensil

El pitón verde es el único pitonino auténticamente arborícola, razón por la cual se le da a veces el nombre de pitón verde de los árboles. Esta serpiente presenta un asombroso parecido con un boino, también arborícola, de América del Sur, la boa canina (Corallus caninus). Como ésta última, el pitón verde tiene una cola muy prensil y exhibe un tono verde claro, con una banda blanca irregular a lo largo de la columna vertebral, que es un poco saliente. Aquí nos encontramos con un buen ejemplo de convergencia entre dos especies muy diferentes y alejadas geográficamente. Los individuos jóvenes tienen un colorido distinto al de los adultos; suelen ser amarillos, aunque se pueden encontrar de color rojo cobre. El pitón verde vive en las selvas ecuatoriales húmedas de Nueva Guinea y del norte de Australia. También se le puede encontrar en las islas Salomón y en las islas Aru. Cuando está en reposo, se enrolla a caballo sobre una rama sujetándose con su cola prensil y con la cabeza en medio de los anillos de su cuerpo en una postura muy característica. Su régimen alimenticio comprende pequeños mamíferos, aves y anfibios que captura en los árboles. Utiliza para cazar a sus presas unas pequeñas fosas termosensibles situadas en el centro de las escamas labiales. Una vez aprehendidas las víctimas, las sujeta con los dientes delanteros, muy alargados. Se ha conseguido reproducir esta especie en cautividad. La incubación de los huevos duró cuarenta y siete días a una temperatura de 28 °C.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *