Plusia metálica

La estructura de fas escamas permite la reflexión de la luz

Especie eurasiática localizada en nuestras latitudes en regiones montañosas. Debe su nombre vulgar a los anchos triángulos cobrizos que adornan sus alas anteriores. Los reflejos metálicos de estas manchas son el resultado de una descomposición de la luz en el momento en que choca con las escamas que cubren la parte central del ala anterior. Este fenómeno de refracción se explica por la propia estructura de las escamas (estrías, protuberancias minúsculas). Este mecanismo físico se observa también maravillosamente entre las mariposas tornasoladas y los morphos. Sin embargo, la mayor parte de los coloridos de las mariposas tienen otro origen. Se deben a la presencia, en las escamas, de diversos pigmentos: melaninas (negro, marrón), pterinas (blanco, amarillo, anaranjado), flavonas,etc. Contrariamente a los anteriores, estos colores «químicos» se atenúan con la luz Pero los dos tipos de coloración se encuentran con frecuencia juntos en las alas de las mariposas, creando así todas las variedades de colores posibles. La plusia metálica sobrevuela las praderas floridas de las estribaciones montañosas, de julio a finales de agosto. La hembra, que difiere poco del macho, deposita sus huevos junto a ciertas hierbas bajas (eupatoria, ortiga, diente de león), que servirán para alimentar a las orugas. Estas aparecen en el mes de mayo, se desarrollan muy rápidamente, después tejen un capullo muy flojo dentro del cual se metamorfosean en ninfas. Tres o cuatro semanas después, las crisálidas pardas se desgarran para dar nacimiento a los jóvenes adultos.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *