Portumnus

Tiene con qué estar "equilibrado"

No es muy corriente capturar Portumnus latipes, pequeños cangrejos de la superfamilia de los Braquirrincos, constituida por más de 2000 especies, todas ellas caracterizadas por tener una boca muy corta. Pero son muy diferentes, tanto por su morfología como por su comportamiento. En este grupo se inscribe la familia de los Portúnidos, cuyos representantes se designan con el término de “cangrejos nadadores”. Sus patas posteriores torácicas, aplanadas y ciliadas, están adaptadas a la natación. Portumnus latipes vive en las playas arenosas que bordean el canal de La Mancha, el océano Atlántico y el mar Mediterráneo, donde es muy escaso. Como todos los Decápodos tiene ojos compuestos, constituidos por varias decenas de omatidio , que forman cada uno de ellos una especie de pequeño ojo completo, que permite una visión muy precisa. Su área de visibilidad es muy amplia, ya que cada “ojo” está situado en la punta de un pedúnculo móvil, por lo que posee un campo visual muy próximo a los 200°. Estos cangrejos llevan también unos órganos de equilibrio: los estatocistos, situados en la base de las anténulas. Cada uno de ellos es una especie de odre de orificio muy estrecho; en el fondo se sitúan algunas cerdas unidas al sistema nervioso del animal. En el líquido contenido en este órgano, se encuentran numerosos granitos de arena: los estatolitos. Cuando el cangrejo se desplaza, éstos se mueven y tocan las cerdas sensoriales, informando así al cangrejo sobre su posición. Hay que resaltar también el papel táctil desempeñado por las antenas.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *