Protóptero africano

Un fósil viviente

El protóptero es una criatura singular, que parece salida de otro mundo. En efecto, es uno de los pocos supervivientes de una fauna desaparecida actualmente y que abundaba en la tierra hace más de 300 millones de años. No subsisten más que seis especies de protópteros de las que una vive en Australia, cuatro en Africa tropical y la última en América del Sur. Estos animales acuáticos poseen pulmones funcionales, lo que les permite vivir fuera del agua respirando aire; pueden así frecuentar aguas estancadas e insuficientemente oxigenadas, ya que suben a respirar a la superficie. El Neoceratodus, que no se encuentra más que en algunos ríos de Australia, es el más primitivo del grupo. El protóptero sudamericano, del género Lepidosiren, ha abandonado parcial mente, si no por completo, su natural hábitat acuático; cava túneles profundos en el limo, a medida que avanza la desecación de los ríos y pantanos durante la estación seca. Dos de las especies africanas hacen lo mismo, pero segregan una baba abundante y se construyen una especie de «capullo» de barro, que se endurece y en cuyo interior el animal pasa los meses de sequía al abrigo del mundo exterior. Perfectamente protegido, espera pacientemente la llegada de las lluvias, que vendrán a reblandecer su envoltura. El régimen alimenticio de los protópteros es variado. La especie australiana se alimenta de pequeños animales y de vegetales, otras son esencialmente carnívoras y comen sobre todo crustáceos y moluscos, que abundan en las aguas estancadas.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *