Pterocera

Ha servido como arma de mano

El género Pterocera, también llamado Lambis constituye, con los géneros Strombus y Tibia, la familia de los Estrómbidos. El género Pterocera está muy poco representado en la superficie del globo. Sólo cuenta, en efecto, con una docena de especies. Son moluscos de aguas cálidas y se encuentran exclusivamente en la región tropical indopacífica. Viven en las zonas costeras, entre los arrecifes de coral. Todas las caracolas de las pteroceras presentan digitaciones en número variable según la especie. Al contrario que la mayoría de los moluscos, entre los cuales el crecimiento de la caracola se produce a medida que va creciendo el individuo, en la pterocera, como en algunas otras especies poco numerosas, el labro digitado aparece con la madurez sexual. Este fenómeno constituye una excepción. Por ello, al estar separados los sexos de las pteroceras, se observa casi siempre un dimorfismo sexual muy pronunciado, tanto que los coleccionistas buscan un especimen de cada sexo. Por ejemplo, en la pterocera quiragra, P. chiragra, la caracola de la hembra es el doble de grande que la del macho y además el número de digitaciones puede variar. Las pteroceras han recibido numerosos apodos relacionados con el aspecto insólito de su caracola con largos “dedos”. Se las llama, por ejemplo “arañas” o escorpiones” e incluso “avaras”, aludiendo, sin duda a los ganchudos dedos del célebre avaro Harpagon... En cuanto a la caracola de la pterocera quiragra, generalmente dotada de seis digitaciones, era antaño utilizada por los indígenas como arma de mano.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *