Quimera

Se la llama también «rata de mar»

La quimera es un pez muy curioso, sin lazos de parentesco con ninguna otra especie. Durante mucho tiempo, los especialistas no han sabido muy bien dónde clasificar a este animal, que no es ni un verdadero pez óseo, u osteictio, ni un verdadero pez cartilaginoso o condrictio. La quimera, que no podría ser confundida con ningún otro habitante de los mares, es un animal arcaico, originario y superviviente de una raza muy antigua. Vive en profundidades variables, que van desde los 300 a los 1000 m. Se desplaza poco y generalmente permanece inmóvil sobre el fondo, descansando sobre la cola y las extremidades de los radios de sus aletas pectorales. Su alimento consiste principalmente en crustáceos diversos, que atrapa al paso cuando se ponen a su alcance. A menudo aparecen quimeras en las redes de pesca de altura, pero, siendo nulo el valor culinario de este pez, los pescadores se deshacen de él sin más. Se afirma que las, espinas de la aleta dorsal son venenosas, cosa que aún no ha sido demostrada. De todas formas, los pinchazos accidentalmente sufridos por personas que hayan manipulado quimeras sin precauciones han sido extremadamente dolorosos. En el mar, las quimeras efectúan cortas migraciones estacionales, dirigiéndose a aguas poco profundas durante el buen tiempo y hundiéndose en las profundidades a partir del otoño, para disfrutar así de una temperatura ambiente poco variable. Al contrario que la mayoría de los peces que tienen el cuerpo cubierto de escamas, la epidermis de la quimera está desnuda, es lisa y de consistencia blanda.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *