Rana de uñas

Sus dedos están armados de uñas aceradas

La rana de uñas es sin duda la rana más extraordinaria. Está desprovista de lengua, sus extremidades son aplastadas, sus patas están fuertemente palmeadas y cada dedo lleva una garra encorvada. Además, la rana de uñas es capaz de adaptar en cierta medida su coloración a la del medio en el que se encuentra. Existen una media docena de especies distribuidas en Africa tropical y austral. Se encuentra a la rana de uñas en los pantanos, estanques y arroyos. Contrariamente a la mayoría de las ranas, que pasan algún tiempo en tierra, incluso su vida entera, la rana de uñas vive exclusivamente en el agua. Sería muy desgraciada si por casualidad la sacaran de ella, pues en tierra sólo puede arrastrarse miserablemente sobre sus miembros, demasiado débiles para soportar el peso de su cuerpo. Por el contrario, es una poderosa nadadora, debido a la especial conformación de sus patas posteriores. Se sirve de sus miembros anteriores como de canaletes, mientras que las otras ranas los tienen inmóviles cuando nadan. La rana de uñas es perfectamente capaz de nadar hacia atrás, imprimiendo a su cuerpo un violento movimiento de retroceso. Este animal puede vivir en arroyos de corriente bastante fuerte, ya que sus garras le permiten mantenerse fuertemente aferrada a las piedras y a la vegetación. Durante la estación seca, la rana de uñas se ve a veces obligada a cavar en el cieno para hundirse en él a esperar que vuelvan las lluvias. A pesar de su adaptación a la vida acuática, la rana de uñas sube a la superficie para respirar por lo menos una vez cada 10 minutos. Puede también respirar a través de la epidermis.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *