Rana de Zetek

Es una de las raryas de colores más brillantes

Esta rana, de la que se conocen varias especies, es un anfibio notable por sus vivísimos colores, que mezclan armoniosamente las tonalidades más fantásticas. A pesar de su vistosa ornamentación, la rana de Zetek resulta prácticamente invisible, porque vive en el seno de las junglas sudamericanas, donde se confunde con su medio ambiente. Su pequeño tamaño y sus costumbres nocturnas contribuyen a ocultarla a la vista. La clasificación de los diferentes Atelopus y de las especies similares, relacionadas o no con ellos, representa un rompecabezas para los mejores especialistas. A causa de la extrema variedad de coloración dentro de una misma y única especie, sería inútil intentar identificar a una rana de éstas sin llevar a cabo un examen anatómico profundo, y aún así es difícil. Actualmente, los especialistas prefieren identificar a estas ranas por su croar, cuyo sonograma grabado ofrece diferencias entre una especie y otra que con la mayor frecuencia son imperceptibles para nuestro oído. La rana de Zetek está protegida contra sus enemigos por una secreción venenosa que humedece constantemente su epidermis. La toxicidad del veneno es variable, pero en algunas especies que viven en el oeste de Colombia el veneno puede alcanzar un grado de toxicidad increíble. Es de hecho el veneno más peligroso de todo el reino animal. Se trata de la batracotoxina, de la que basta con un cuarto de miligramo para matar a un hombre. Estas ranas se reproducen en los árboles y sus renacuajos se desarrollan en las axilas de las hojas llenas de agua.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *