Rana del bambú

Un desove «sabiamente estudiado»

La familia de los Racofóridos, a la cual pertenece esta rana del bambú del género Afrixalus, está constituida por especies en su mayoría arborícolas; se parecen a las rubetas o ranas de zarzal, pero con vivos colores. El género Afrixalus comprende una veintena de especies africanas (Africa occidental, Africa central y parte de Africa del Sur). Se desplazan con facilidad sobre las hojas y las ramas de los árboles, gracias a la presencia de discos adhesivos —situados en la punta de los dedos de las patas anteriores y posteriores— que hacen de ventosas. De costumbres principalmente nocturnas, los adultos presentan durante el periodo de la reproducción una biología característica. Las hembras desovan desde las hojas situadas sobre las marismas o extensiones de agua más o menos estancada. A veces, construyen curiosos nidos de hojas a 1 o más metros de la superficie. Antes del desove, las hembras segregan un líquido que baten con las patas posteriores y transforman en espuma. El macho, agarrado a su pareja, fecunda los huevos nada más salir de la cloaca de la hembra. Estos huevos,, poco numerosos y de color claro, quedan depositados en una especie de bola mucosa. Pasados unos días, nacen los renacuajos en un medio que se ha licuado más o menos. Al llover, o simplemente por su propia movilidad, se hundirán en el agua y allí terminarán su fase larvaria acuática. Cuando abandonan el agua para dispersarse en la vegetación, a veces escogen como refugio un grueso bambú aún verde.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *