Rana voladora

Largos vuelos planeados

Existe un grupo de extrañas ranas, designadas por el nombre de «ranas voladoras». Son las racóforas, del sudoeste de Asia. Estas curiosas criaturas viven en los bosques y tienen costumbres exclusivamente arborícolas. Sus cuatro patas tienen dedos muy alargados, unidos entre sí por membranas, formando unas palmas desmesuradas. Contrariamente a lo que sucede en las ranas acuáticas, a quienes las membranas interdigitales sirven para nadar, las ranas voladoras se sirven de ellas como de paracaídas, lo que les permite franquear de un salto espacios considerables, (hasta diez o quince metros de un solo salto). El color de las ranas voladoras es generalmente verde, pero existen variaciones de una especie a otra. Aparte de las membranas-paracaídas los dedos de estas ranas llevan cada uno una ventosa adhesiva en su extremidad, lo que les asegura un buen aterrizaje en medio del follaje. Otro rasgo destacable de las racóforas es su forma de reproducción. En vez de ir al agua para poner los huevos, las hembras hacen un nido de espuma de la manera más singular. Entre el follaje, el macho se engancha a la hembra, que segrega una substancia albuminosa. El macho la bate con sus patas posteriores y transforma esta masa en una especie de espuma, cuyo exterior se endurece rápidamente. Los huevos son depositados en el interior, cuya masa se vuelve fluida y es en este extraño nido aéreo donde se desarrollan los renacuajos. La lluvia disuelve después el nido y las pequeñas ranas voladoras caen al suelo o al agua.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *