Ranita de ojos rojos

Los ojos destacan enormemente sobre su piel verde

El género Agalychnis comprende 8 especies reconocidas generalmente; entre ellas, la ranita de los ojos rojos es una de las más típicas. Perteneciente a la familia de los Hílidos, la especie habita en América central (Méjico central, Guatemala, Nicaragua, Panamá), donde se encuentra en selvas húmedas de llanura y de media montaña. Como las especies europeas, este animal está provisto de ventosas adhesivas en el extremo de los dedos, lo que le permite desplazarse por paredes más o menos verticales (troncos de árbol, arbustos). El tamaño de los machos es de unos 56 mm, el de las hembras un poco mayor. La librea de los adultos es bastante típica: un fondo verde claro en el dorso y bandas alternativas de color azul cielo y amarillo oro en los flancos. Los ojos del animal son de color rojo vivo con pupila vertical. El tímpano se distingue y está situado posteriormente, detrás del ojo y separado de éste por una distancia aproximada a la mitad del diámetro del tímpano. La piel del dorso es lisa; los machos poseen un saco vocal mediano. Además, en el momento de la reproducción, se observan excrecencias córneas de tono marrón en los dedos. El canto sexual consiste en una nota simple, a veces doble, bastante corta y poco modulada. Los renacuajos de esta especie son bastante largos con una cola puntiaguda, vez y media más larga que el cuerpo. La metamorfosis se efectúa con bastante rapidez y los jóvenes se dispersan por la vegetación cercana al lugar de reproducción.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *