Rata canguro

Al mismo tiempo canguro, rata y conejo

No más grande que un conejo, estos animalitos se distinguen de los demás canguros por una cola más corta y peluda, por las patas menos desproporcionadas y por las orejas cortas y redondeadas. Por otra parte, poseen unos caninos muy desarrollados, mientras que, en los otros canguros, éstos son minúsculos o ausentes. En el seno de los Macropódidos, forman una subfamilia que comprende 4 géneros con 9 especies limitadas a Australia, Tasmania e islas adyacentes. El canguro rata rojizo, la especie más grande del grupo, no se encuentra ya más que en algunos lugares de Nueva-Gales del Sur, mientras que antiguamente estaba muy extendida por las regiones costeras del este. Estos animales, esencialmente nocturnos, son capaces de una gran adaptación y se encuentran en todos los medios. No obstante, su preferencia va dirigida hacia las llanuras secas o las colinas cubiertas de árboles y de matorrales espaciados. Aunque realmente no viven en bandas, siempre se encuentran muchos reunidos en los mismos lugares. Su marcha recuerda a la de los conejos y, cuando algo les perturba, huyen a una velocidad sorprendente hasta el primer refugio que encuentran. Establecen sus nidos en cavidades naturales o en madrigueras cavadas en el suelo, en la proximidad de los matorrales, con la entrada escondida entre matas de hierba. La alimentación de los canguros rata consiste en hierba y en hojas, aunque también en rizomas y bulbos que desentierran con ayuda de sus patas anteriores. Comen igualmente toda clase de insectos y de animales.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *