Ratón de mar

Un gusano «intermitente» de las costas

Corto y ancho, el ratón de mar Harmothoe lunulata se encuentra frecuentemente con marea baja, entre los guijarros cubiertos de algas, los herarios e incluso en los fondos lodosos; vive a menudo como comensal en los tubos de los quetópteros o en las galerías de los equinodermos. Como todos los representantes de la familia de los afrodítidos, se caracteriza por su cobertura de élitros, laminillas escamosas de forma ovalada, decorados con manchas marrones más o menos marcadas y que son transformaciones de los cirros dorsales; dispuestos como las tejas en un tejado, cubren completamente su cuerpo y forman una verdadera armadura. El ratón de mar se distingue por su aptitud para producir luz, aptitud que conserva incluso cuando el gusano es seccionado; bajo la acción de estímulos de naturaleza muy variada (mecánica, química, eléctrica o térmica) los élitros se iluminan tan pronto con luz verde como azul. Esta luminiscencia se traduce por señales luminosas discontinuas, a razón de 1 a 9 destellos por minuto. En esta especie, los sexos están separados. Los gametos se despegan y flotan en la cavidad celómica hasta su madurez, momento en que los espermatozoides y los huevos (pequeñas esferas transparentes) son liberados en el agua del mar. Los huevos fecundados dan nacimiento a larvas nadadoras ciliadas. Después de una vida planctónica bastante corta, éstas se establecen en el fondo donde se metamorfosean y adquieren el aspecto del adulto. El ratón de mar representado aquí no es un gran depredador; es carnívoro y se alimenta sobre todo de gusanos y de pequeños crustáceos que encuentra en la arena o en el lodo.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *