Reduvio

Una terrible chinche carnicera

Se han descrito unas 3000 especies de reduvios, y los especialistas están seguros de que hay otras tantas por descubrir en el mundo. El tamaño de estos insectos varía desde algunos milímetros a casi 5 cm. Todos los reduvios son carnívoros; la mayoría de ellos, enormemente activos y hábiles cazadores, tienen las patas anteriores plegables, como la hoja de un cortaplumas, lo que les permite coger y sujetar firmemente a sus presas, como hacen las mantis. La extremidad de estas patas está además provista de cojinetes adhesivos. Los reduvios se alimentan principalmente de insectos y parece ser que cada especie tiene sus víctimas favoritas. Incluso algunos reduvios sólo atacan a una especie concreta. Los grandes coleópteros, no obstante estar protegidos por una fuerte armadura de quitina, no quedan a salvo de los ataques de los reduvios. Estaschinches saben de sobra cómo encontrar las partes vulnerables de las articulaciones, por donde clavan su largo aguijón en los tejidos de la víctima. Como todas las chinches carnívoras, los reduvios se alimentan por digestión externa. Tras haber insertado su aguijón en la carne de su presa, el reduvio inyecta un líquido muy tóxico, que primeramente actúa sobre los nervios y los músculos, y después disuelve los tejidos. Entonces, al reduvio le basta con aspirar su alimento. Es prudente desconfiar de los reduvios: existen algunos que pueden picar al hombre. Estas especies son nocturnas y su picadura es mucho más dolorosa que la de cualquier otro insecto. El veneno bucal del reduvio es rápido: una oruga que pese 400 veces lo que un reduvio muere diez segundos después de haber sido picada.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *