Rhyssa

Un órgano de puesta delicado y potente

La rhyssa es un himenóptero de la gran familia de los icneumónidos, que cuenta con más de 30000 especies distribuidas por todo el mundo. Muchos de estos insectos son de pequeño tamaño, del orden de unos milímetros de longitud y aún son muy poco conocidos. Confían a me nudo sus huevos a larvas, crisálidas o huevos de otros insectos. La rhyssa es uno de los mayores icneumónidos europeos. Vive en medios forestales, sobre todo en los bosques de coniferas, y se la encuentra en los mismos sitios que el sirex gigante, ya que la hembra tiene por costumbre depositar sus huevos sobre las larvas de este otro himenóptero. Para ello, localiza, gracias a sus órganos sensoriales de increíble sensibilidad, y con una extraordinaria précisión, la posición de una larva; hunde entonces delicadamente su oviscapto a través de varios centímetros de madera para alcanzarlo. En este preciso instante, la rhyssa es muy vulnerable, ya que no puede desclavar rápidamente su “taladro”, hecho que no se produciría si utilizara galerías ya existentes, como afirman algunos. Si nos queremos apoderar del insecto mientras está perforando la madera, su abdomen se desgarra, por lo fuertemente clavado que esta el oviscapto. El huevo, de forma alargada, se desliza por el canal del oviscapto y se deposita sobre la piel de la larva de sirex, o cerca de ella. La larva de la rhyssa empieza comiéndose las partes no vitales de su huésped, sin sacrificarlo hasta poco antes de la ninfosis. Después de su metamorfosis, la nueva rhyssa se abre camino para salir al exterior.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *