Saculina

Es un extraordinario crustáceo parásito

La saculina es uno de las más curiosas criaturas del mar. Es un crustáceo que parasita a otros crustáceos, y más concretamente a diferentes especies de cangrejos. Su desarrollo, completamente normal durante los estados larvarios, toma después una vía totalmente inusitada. La saculina es a su vez parasitada por isópo-dos, lo que constituye una cadena de parasitismo escalonado muy interesante. Existen alrededor de 80 especies de saculinas, siendo la más conocida la saculina del cangrejo, Sacculina car-cini. Se encuentra a esta especie a lo largo de las costas europeas, donde parasita al cangrejo furioso, Carcinus maenas. La parte exterior y visible de este extraño parásito puede observarse dándole la vuelta a un cangrejo ; forma un saco voluminoso con la textura del cuero. La parte invisible de la saculina, mucho más importante, consiste en una amplia red de filamentos y de raíces que penetran en todo el cuerpo del cangrejo para-sitado. La saculina no tiene ningún órgano exterior: ni patas ni apéndice alguno. Sólo puede apreciarse el conducto destinado a la expulsión de huevos. En el estado de célula microscópica es cuando la saculina penetra en el cuerpo de su huésped; se fija en el intestino, donde empieza su crecimiento. Necesita unos nueve meses para llegar a constituir su red de filamentos y para traspasar el caparazón del cangrejo. Se alimenta exclusivamente de tejidos de su huésped, quien va degenerando. El cangrejo parasitado sufre graves desequilibrios hormonales; no puede mudar, aunque sea capaz de sobrevivir dos años. Sus órganos reproductores dejan de funcionar.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *