Salamandra común

Su vivo colorido nos induce a Ia prudencia

Por su colorido realmente insólito, la salamandra común es sin duda uno de los anfibios más curiosos de Europa. Sobre un fondo negro se destacan las manchas amarillas. El tamaño de estas manchas es variable: tan pronto se fusionan para convertirse en largas bandas amarillas como pueden ser pequeñas y muy separadas entre sí. ¿Qué significa este color amarillo chillón? En la clase de los anfibios es prudente desconfiar de los bonitos colores, ya que esto suele significar que el animal es venenoso. Este es el caso de la salamandra común, cuya piel segrega una sustancia altamente tóxica. Las glándulas parótidas son los órganos productores del veneno y están situadas detrás de los ojos. Ningún animal que haya sentido los efectos caústicos del líquido lechoso que segrega la salamandra común cuando está en peligro, volverá a atacarla. Es una criatura apática, que busca los lugares sombríos y húmedos para vivir tranquila. Se la encuentra entre el musgo y los troncos podridos, bajo las piedras y en las cuevas. Es muy sensible al sol y al calor; sucumbe en cuanto la temperatura sube más de los 20° C. En los días lluviosos se la puede ver en los bosques de montaña durante la mañana. No es un animal escaso, pero no se le encuentra en cualquier parte. En otoño, decenas de salamandras comunes se reúnen en lugares propicios para pasar el invierno en un profundo letargo. La hembra sólo se mete en el agua para depositar sus larvas.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *