Salamandra nebulosa

Una curiosa salamandra de Extremo Oriente

La salamandra nebulosa es un anfibio cuyo nombre podríamos buscar en vano en las obras de zoología popular. No es un animal escaso, pero es tan particular e insignificante, que a menudo los zoólogos lo dejan de lado. Existen unas veinte especies que forman la familia de los hinóbidos, propia de China y del archipiélago nipón, así como de algunas regiones templadas de Asia Oriental. La salamandra nebulosa es un pequeño anfibio terrestre muy primitivo. Posee dientes palatinos dispuestos en V. Algunos hinóbidos presentan un tipo de desarrollo neoténico, como el ajolote de México, es decir, que en algunos casos las larvas llegan a la madurez sexual sin por ello haber llegado a adultas y conservando su morfología larvaria durante toda su vida. En la salamandra nebulosa, la fecundación es externa. La hembra pone sus huevos agrupados en un amasijo gelatinoso en forma de anillo o de media luna. Todas las salamandras nebulosas se dirigen a los torrentes y riachuelos de aguas frías para reproducirse. Jamás se encuentra a estos anfibios en agua templada o cálida. Algunos hinóbidos poseen pulmones muy atrofiados y respiran por la piel. Por último, se conocen salamandras nebulosas cuya planta de los pies es enteramente córnea; es éste el caso de la salamandra de Boulenger, que vive en Japón. El hinóbido más curioso es el Onychodactylus japonicus, que se encuentra en Japón y en Corea, totalmente desprovisto de pulmones y cuyos pulgares están dotados de garras.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *